martes, 27 de noviembre de 2007

el google earth y el pueblo

13 comentarios:

eclectico dijo...

jaja... he ido a menearla y me la he epntrado en portada...

me he reido coin ganas...

ylaluzse hizo dijo...

Está gracioso. Tengo un articulo con este mismo motivo en mi blog. "Los abueletes no se enteran de nada". Pero molan... no nos damos cuenta que el tiempo corre muy rápido. Pero tampoco olvidemos que pasaron de las lámparas de aceite a la llegar a luna (o eso dicen). Si fueron capaces de eso, creo que la nueva tecnología también la superarán.
un saludo.

Cronopio dijo...

jajajajaja, esta muy gracioso.

Mira abuela puedo comunicarme con mi amigo a través de un servidor únicamente usando Netcat.

Deja de chatear y ponte a estudiar!!!


jajajaja

Saludos

Clodovico dijo...

Ahhh!! porque no se me ocurriria esta idea para mi blog! XDD jajaja muy bueno

Yurema dijo...

Muy bueno, con tu permiso lo enlazo en mi blog :)

Sindinero dijo...

Esto es como todo. En cuanto la abuela aprenda a usar el chat y se eche de novio a un abuelillo de alguna residencia perdida, ya verás tú cómo lo ve con otros ojos.

José Ramón dijo...

A la abuela no le falta razón ninguna.

J dijo...

Gracias a todos, me alegro que os haya alegrado la viñeta.

Saludos,
J.

Maria dijo...

Pues yo conozco a alguna que...

Igu69 dijo...

jajaja...muy bueno. Acabo de descubrir tu blog..y ya lo he añadido a mi lector de feeds.

Por cierto, te enlazo también en mi blog!!

Yasp dijo...

Hola,

Muy, muy buenas las viñetas. Acabo de encontrar tu blog y me gusta el aire que se respira por aquí.

En mi blog tengo una sección sobre humor gráfico realcionado con la paternidad, la infancia y los abismos generacionales.

Con tu permiso me gustaría incluírla.

Gracias y saludos.

Te dejo mi blog, porque no tengo cuenta en ninguna de las plataformas en las que se podría poner... : http://www.lacoctelera.com/voyaserpadre-

Jarkendia dijo...

Muy muy bueno, xD

Anónimo dijo...

No me gustó, es fiel ejemplo de lo que produce la ignorancia en la educación de nuestros hijos. Y tienen el descaro de echarle la culpa a los profesores de la violencia de nuestros niños.