Visto el éxito de propuestas recibidas, en concreto ninguna, no ceso en el empeño y aquí tenéis la segunda entrega de ésas pequeñas cosas con las que disfruto